Europa

Viajar a Finlandia en invierno durante 9 días

Vkontakte
Pinterest




Este año he tenido la gran suerte de poder asistir como bloguera invitada a la Feria de Turismo de Finlandia MATKA. Se celebró en Helsinki los días 16 y 17 de enero y acudí como representante de Globellers, Diario de a bordo y Viajes Chavetas. Antes de las conferencias y actos que se celebraron durante la feria, tuve la oportunidad de hacer un blogtrip a Turku y Estocolmo y después otro a la región de los lagos en Kainuu, como parte de la denominada NordicBloggerExperience. En esta entrada resumo todo lo que viví esos nueve días en Finlandia y, de paso, daré consejos prácticos para viajar a Finlandia en enero. Y es que la experiencia es un grado.

Fotografiada por @Visit Stockholm

Vuelos a Finlandia

El vuelo hasta Helsinki no estaba incluido en el programa y en enero apenas hay vuelos directos desde España. Solo FinnAir ofrece vuelos y la tarifa suele ser bastante cara. Para encontrar el vuelo usé el buscador de Liligo.com, una web que busca el mejor precio rastreando decenas de sitios web, que últimamente uso mucho. Así encontré un vuelo Barcelona - Ámsterdam - Helsinki con KLM por 180€. Cuando reservéis un vuelo europeo con KLM, es recomendable ser miembros de SkyTeam. Hacerse miembro es gratuito y te ofrece gratis la facturación de una maleta de 23 kilos. De lo contrario, si se contrata la tarifa más barata de un vuelo europeo, hay que pagar la facturación. Otro detalle, esta vez más positivo, es que KLM ofrece un sándwich y refrescos gratuitos durante el vuelo.

Cómo ir del aeropuerto de Helsinki al centro

El autobús 615 (o el 620 en horario nocturno) conecta el aeropuerto de Helsinki con la estación de trenes, que está en el centro. El precio es de 5€ y se paga al conductor. El autobús suele anunciar en una pantalla las paradas en finlandés y sueco, con lo que es recomendable llevar anotado el nombre de la parada donde hay que bajarse. Podéis consultar más datos sobre el transporte público de Helsinki en la web HSL.

Arrastrando la maleta en Helsinki

Dónde dormir en Helsinki

En Helsinki me alojé en dos hoteles: el ScandicPaasi y el Radison Blue Seaside.

El hotel Scandic Paasi está a unos 15 minutos andando de la estación principal de tren y a bastante menos en tranvía. Este hotel de diseño tiene una decoración muy colorida y teatral, y cada habitación está decorada con una temática diferente. El hotel incluye un pequeño gimnasio y una sauna que se puede reservar para fiestas. El desayuno del hotel se sirve en la planta baja y es muy completo. En definitiva, es un hotel que os recomiendo por su situación y la calidad de las habitaciones.

El hotel Radisson Blu Seaside está un poco más alejado de la estación principal de tren, a unos 25 minutos andando, pero está muy bien conectado con tranvía y tiene unas vistas espectaculares al mar.Me alojé en una de las habitaciones Business, que tenía dos plantas y un enorme ventanal con unas vistas preciosas. En la planta superior estaba la cama y en la inferior había el baño y una zona de trabajo con sofá, escritorio y cafetera Nespresso. Por otro lado, el baño era muy pequeño y, además, para llegar a él desde la cama había que bajar las escaleras. El desayuno del hotel es muy completo y el hotel tiene una zona de spa y sauna.

Cómo ir a Turku y qué visitar en Turku en un día

Se puede ir a la población costera de Turku en tren desde la estación de Helsinki. El tren tarda unas dos horas y la estación de Turku no está muy alejada del centro. El precio del billete empieza en 9,80€ y es recomendable comprar con antelación en la web para conseguir este precio tan económico. En Turku no podéis dejar de visitar el castillo, ya que es el emblema de la ciudad y data del 1280. Cerca del castillo está la marina de Turku, donde podemos encontrar anclada la fragata Suomen Joutsen. Bordeando el río podemos llegar hasta la Catedral, que es otro de los puntos de interés en Turku, y muy cerca está la zona del mercado, que está llena de tiendas.


Cercano a un centro comercial se encuentra el Flowpark, un parque de aventuras construido en las copas de los árboles. Se trata de recorrer un circuito sorteando todo tipo de pruebas y pasando de una zona a otra lanzándote en tirolina. Es muy divertido y apto para toda la familia, aunque si hace mucho frío hay que llevar guantes adecuados o llega un punto en que no te sientes los dedos. El precio es de 22€ y podéis consultar los horarios en la web.

Desde Turku podemos explorar la zona del archipiélago e ir hasta Naantali, una bonita población a veinte minutos de Turku donde está el parque de atracciones Moomin World.

Catedral de Turku

Cómo ir a Estocolmo desde Turku y qué ver en Estocolmo en un día

Viking Line tiene un ferry que sale a las 20.55 de Turku y llega a Helsinki a las 6.30 de la mañana. Os recomiendo que viajéis en el ferry MS Viking Grace porque es el barco más nuevo de la flota y tiene unas instalaciones increíbles, como por ejemplo el spa o baños termales. El precio del camarote para cuatro personas se de 80€ y es una muy buena manera de visitar Estocolmo durante un día sin necesidad de alojarse allí.

En el SPA de MS Viking Grace

Sin embargo, Estocolmo es una ciudad que bien vale la pena dedicarle varios días. Las visitas imprescindibles son la ciudad antigua, el barrio trendy de Södermalm (SOFO para los amigos), el barrio de Östermalms y comer en su mercado, visitar el Museo Vasa, único en su materia, y el Museo de ABBA, que a mí personalmente me encantó.

Cómo ir de Estocolmo a Helsinki y qué ver en Helsinki en un día

Viking Line tiene un ferry nocturno que enlaza Estocolmo con Helsinki: sale a las 16.30h y llega a Helsinki a las 10 de la mañana. El transbordador que enlaza estas ciudades no es tan moderno ni tiene tan buenas instalaciones, pero es una manera muy buena de viajar entre las dos capitales.

Visitar Helsinki en invierno solo tiene una pega: hace mucho frío. Obvio, ¿verdad? El día que visité la ciudad, esta obviedad me golpeó con una temperatura de -15 grados y no apetecía mucho ir deambulando por la calle. De hecho, a esa temperatura no se aguanta mucho rato caminando por mucho que uno quiera, así que cada dos por tres me refugiaba en alguna tienda o café. Lo ideal hubiera sido ir con el hop-on, hop-off bus, que va haciendo paradas por la ciudad y puedes subir y bajar en los puntos de interés, pero claro, en invierno no funciona. Por otro lado, el bus turístico Panorama sale cada día a las 11h, pero hace una visita panorámica sin paradas de la ciudad durante dos horas que vale 30€.

Catedral de Helsinki

En Helsinki visité la Catedral, que es un edificio imponente y una visita imprescindible, aunque el interior no es tan ostentoso como uno se pueda imaginar. También os recomiendo pasear por la calle Mariankatu y los alrededores, donde se pueden encontrar muchas tiendas de diseño molonas. En esta calle está el Qulma, una cafetería que ofrece un bufet de sopas por 9,90€. El precio incluye agua con cubitos de hielo (!!!), pan y un café o té. Otra cafetería emblemática es la Karl Fazer, que está en la calle Kluuvikatu, con su famoso chocolate caliente con nata montada (4,30€), aunque ya os advierto que os defraudará bastante, porque el chocolate en Finlandia lo preparan con agua caliente, así que parece más bien un Cola-Cao aguado. Un poco más alejado está el monumento a Sibelius, situado en medio de un parque a orillas del mar. Es una zona bastante espectacular de ver si está todo nevado, con el muelle cubierto de blanco y el agua congelada. Para resguardarse del frío, se puede hacer una parada en el Regatta Café. Por fuera, esta cafetería tiene el aspecto de una casa tradicional finlandesa y el interior es muy ecléctico. Para terminar, os recomiendo visitar el mercado de Hakaniemi. Está a pocos metros del hotel ScandicPaasi y en la planta principal podemos encontrar las típicas tiendas de un mercado de abastos, algunas con servicio de comidas para llevar o para tomar allí. No obstante, lo que más me gustó del mercado fue su planta superior, que está repleta de tiendas de ropa y cosas monas. Además, hay una pequeña cafetería en medio de todas las tiendecitas.

Cafe Regatta en Helsinki

La sauna: un ritual imprescindible

Para los finlandeses, la sauna no solo es una costumbre sana, sino una religión. En Helsinki tuve la gran suerte de ser invitada al local de la Sauna Society, que está a las afueras de la ciudad. En este centro tienen varias saunas, alguna de humo y otras eléctricas. La temperatura de las saunas variaba de los 70 a los 140 grados y en las saunas se conversa pausadamente mientras uno se relaja. Antes de entrar en la sauna hay que ducharse y, una vez se sale, hay que darse una ducha de agua fría para que salga el calor del cuerpo… o salir corriendo directamente al exterior y zambullirse en el mar helado como hicimos nosotros. Dicen los expertos que el contraste de calor con frío hace que se active la circulación y cuando más haces este proceso, más rápido se acostumbra el cuerpo y más nota los beneficios. Eso sí, para los que no estamos acostumbrados no es nada fácil. El consejo que nos dieron: «hazlo, no lo pienses». El poder mental y la emoción colectiva ayudan a acabar en el agua helada.

Vkontakte
Pinterest