Europa

24 horas en Ibiza: Instameet #Ibizaconbalearia

Pin
Send
Share
Send


El fin de semana del 1 al 3 de julio asistimos al evento de instagramers #Ibizaconbalearia invitados por Baleària. Esta empresa de ferrys es muy conocida en la costa mediterránea por las líneas que conectan la Península con las Baleares, aunque también tienen líneas entre Miami y Bahamas o entre Cádiz, Ceuta y Tánger.

El viernes al anochecer zarpamos desde Barcelona en dirección a las Pitiusas y al amanecer ya estábamos en el puerto de la capital ibicenca. El tránsito de una a otra orilla fue muy bien. Cenamos algo ligero en el bufé del barco Nápoles y luego dormimos como troncos en el camarote mientras las baterías de los móviles se recargaban al máximo para poder hacer muchas fotos al día siguiente.

Como el ferry llega a Ibiza hacia las seis de la mañana, nos gustó que Baleària ofrezca, siempre que la ruta lo permita, la posibilidad de hacer late check out y quedarte durmiendo en el camarote hasta las ocho, para así poder alargar un poco las horas de descanso.

Una vez en Ibiza, paseamos por el centro hasta que llegamos a la Plaça de sa Constitució donde se alza el Mercat Vell o mercado viejo. Allí nos sentamos en la pintoresca terraza del Croissants Show y desayunamos café y unas pastas fabulosas. En este local se dan cita los madrugadores y los que apuran las última horas de la noche anterior, ya que abre a partir de las seis de la mañana.

Todavía quedaba algo de tiempo antes de la reunión con el resto de instagramers, así que subimos a Dalt Vila, el casco antiguo de Ibiza, para hacer algunas fotos. A esa hora de la mañana, la ciudad justo empezaba a desperezarse, pero los rayos de sol iluminaban con fuerza las calles estrechas y vacías de lo alto de la colina. Sacamos fotos a un montón de rincones atractivos y a las vistas magníficas del puerto y el mar.

Al mediodía nos reunimos con los instagramers en el Baluard de Santa Llúcia, en en Es Polvorí, una pequeña sala de exposiciones que ocupa un antiguo polvorín que data del siglo XVIII. Según nos contó la guía más tarde, los ibicencos tienen una expresión para referirse a algo muy antiguo que incluye este antiguo almacén de pólvora que explotó de forma trágica en el s.XIX cuando lo alcanzó un rayo durante una tormenta.

Acudieron a la cita varios manIgers españoles, especialmente instagramers de las Baleares y varias ciudades levantinas, todos ellos gente muy simpática y amena. Nos hicimos unas fotos de grupo y varios medios de comunicación locales hicieron entrevistas y fotos para cubrir la noticia.

Cuando el sol estaba en su cénit, una guía nos condujo a todos a través de las callejuelas de Dalt Vila y nos contó detalles interesantes de su historia. El bastión defensivo donde empezamos, por ejemplo, es uno de los siete que rodean el barrio viejo de Ibiza y que se representan en el blasón de la villa. Fue Felipe II quien mandó reforzar las defensas para hacer frente a la expansión del imperio otomano. Son el segundo recinto amurallado más extenso de todo el Mediterráneo.

Más adelante pasamos por el Camp de sa Traició que, según la leyenda, es el túnel que usó el ejército de la Corona de Aragón para tomar la Medina Yabisa, que era como se llamaba la ciudad en manos del califato de Córdoba. Al parecer, fue un árabe quien abrió el portón a los cristianos para vengarse de su hermano, el gobernador, quien le había robado una de las mujeres de su harén.

Subiendo cuesta arriba, pasamos por delante de la Asociación de Amigos de Cristobal Colón. Y es que el descubridor de América era originario de Ibiza según la teoría del periodista Nito Verdera, que se basa en un estudio del apellido «Colom» y la forma de escribir del famoso marino.

Pin
Send
Share
Send