Europa

London Calling, again!

Pin
Send
Share
Send


Este pasado puente del 11 de septiembre hemos vuelto a Londres. Ya os expliqué que en julio nos quedamos con ganas de ver un par de obras de teatro y vete aquí mi sorpresa que ese fue mi regalo de cumpleaños.

La idea era concentrar las dos obras el viernes 11 de septiembre y, viendo los horarios, decidimos salir el jueves por la noche con Easyjet desde terminal 2 de aeropuerto del Prat (terminal fantasma desde que se ha inaugurado la nueva T1). El vuelo salía a las 21:55 de Barcelona y llegaba a las 23:15 al aeropuerto de Stansted. Nuestra idea era coger el tren hasta Liverpool Street y allí, si todo salía bien, cogeríamos el último metro. Pero claro, el hombre propone y Easyjet dispone, y el vuelo salió de Barcelona con más de una hora de retraso. Eso hizo que tuviéramos que replantearnos cómo llegar al centro, ya que Liverpool Street estaba muy lejos de nuestro hotel como para ir en taxi. Cuando finalmente llegamos a Stansted y pasamos el eterno control de pasaportes, fuimos hacía el mostrador de Easybus para comprar los billetes, pero estaban agotados. Con un poco de pánico nos fuimos al mostrador de National Express y por suerte ellos tenían asientos para el autocar que salía en 15 minutos hasta Victoria Station. El autocar nos costó 10 libras y era muy moderno y cómodo (con asientos de piel). Lo malo es que al entrar en Londres hace varias paradas y al final llegas a Victoria Station una hora y media más tarde. De Victoria Station a Earls Court (donde estaba nuestro hotel) hay solo 4 paradas de metro y, aunque estábamos ya resignados a pagar una fortuna por el taxi, sorprendentemente la carrera sólo nos costó 13 libras. En el aeropuerto avisamos al Windsor House B&B que llegaríamos tarde y nos dijeron que picáramos al timbre y que nos abrirían. Después de estar unos cinco minutos llamando, salió un coreano medio en pijama y legañoso a abrirnos la puerta y darnos la llave de nuestra habitación. Esta vez la habitación tenía ducha pero no wáter propio, lo que para una meona como yo es un rollo, porque durante la noche me levanté dos veces a mear y encima el baño estaba en el piso de arriba. Total, que al final nos metimos en la cama a las 2.30 am hora de Londres, 3.30 hora española.

La mañana siguiente pasamos olímpicamente del desayuno, nos levantamos a las 10 de la mañana y sorprendentemente con un día soleado. Toda una novedad para mí, ya que en los dos anteriores viajes a Londres me llovió y me hizo frío. Así que aprovechamos para ir a visitar Hyde Park. Hyde Park es enorme. No sé si es más grande que Central Park, pero es muy vasto. Estuvimos paseando por los jardines, por el lago y después de una hora y pico en la que acabé con las piernas un poco cansadas, nos fuimos a ver la primera obra de teatro del día.

A las 2 del mediodía empezaba la obra «As you like it» (Como gustéis, 1599 aprox.) en el teatro Globe. El teatro Globe está situado al lado de la Tate Modern y es una réplica del teatro original donde se representaban las obras de Shakespeare. La verdad es que cuando entré en el teatro me quedé muda. Es una pasada porque parece que te transporte a otra época con sus palcos de madera y al aire libre. Por suerte, se puede alquilar un cojín por 1 libra para que las dos horas y media en un banco de madera se hagan más soportables. La obra, que no es mi preferida del autor, estuvo muy bien interpretada y era bastante divertida. Lo que más me gustó fue la interactuación de los actores con el espacio. Se puede ver la obra de pie en el foso por 5 libras o adquirir un asiento, cuyo precio oscila entre las 15 y las 33 libras. Nosotros compramos las entradas semanas antes a través de su web y nos las enviaron a casa.

Video: 11:11 - "London Calling Again" 11:11 Music (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send