Europa

Brujas: arquitectura, patatas fritas y chocolate

Vkontakte
Pinterest




Seguimos con los relatos del viaje a Flandes que hicimos a finales del verano de 2013. Hoy vamos de Gante hasta Brujas para visitar en un día esta preciosa ciudad. ¿Os apuntáis a descubrir con nosotros la ciudad más bella de Flandes? ¡Vamos!

En menos de cuarenta minutos, el tren que une la estación de Daamport en Gante nos dejó en la céntrica estación de Brujas. Llegábamos a una de las ciudades más bonitas no solo de Flandes, sino de Europa, y las expectativas era muy altas. La estación está muy cerca del centro, así que conseguimos unos mapas en la oficina de turismo que hay en la salida y nos preparamos para exprimir todo el jugo posible a la ciudad y, sobre todo, recorriendo el casco antiguo. ¡Atentos que empieza el itinerario turístico!

A escasos diez minutos a pie, atravesamos el jardín donde está el lago del amor y sus famosos cisnes, que son un símbolo de la ciudad. Más allá nos encontramos con uno de los primeros atractivos: el Begijnhof o Beguinaje. Este beaterio se construyó en 1245 para albergar a las viudas y huérfanas de los cruzados que tomaron la antigua Constantinopla. Actualmente, en las típicas casas del siglo XV-XIX residen las monjas de la orden de San Benito. El recinto, junto a un jardín muy amplio y muy cuidado, cierra todos los días a las seis y media de la tarde. ¡Tomad nota!

Dejamos atrás la paz del beaterio para adentrarnos en el centro de la ciudad histórica. No es de extrañar que Brujas sea patrimonio de la humanidad, porque toda la arquitectura del casco histórico es preciosa y te da la sensación de estar caminando por una ciudad de cuento. Uno de los puntos más fotografiados de la ciudad por su belleza es el muelle del Rosario (Rozenhoedkaai). Desde allí pudimos contemplar una panorámica con la Iglesia de Nuestra Señora de fondo, que tiene una torre de más de 120 metros de altura. Se trata de la segunda torre de ladrillo más alta del mundo y destaca entre los canales de Brujas y los edificios históricos.

Muy cerca, nos encontramos con la plaza Burg y el ayuntamiento de Brujas, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad junto con la cercana plaza del mercado. Obviamente, uno de los edificios más importantes de la plaza es el ayuntamiento y, como era sábado por la mañana, vimos pasar varias comitivas de bodas. Pasaron invitados a enlaces de todo tipo: tradicionales, medievales, de los años 40 y hasta de cuento de hadas con carroza al más puro estilo de la Cenicienta (!).

El ayuntamiento de Brujas es un precioso edificio de estilo gótico, que contrasta con los diferentes estilos que podemos encontrar en la plaza: el románico de la basílica de San Basilio, el estilo renacentista en la antigua Escribanía, el barroco en el Prebostazgo y el clasicismo en la casa señorial del Franconato de Brujas, ahí es nada. Es como un libro de historia del arte en tres dimensiones.

Tomando la Breidelstraat llegamos hasta Markt, la plaza del mercado y una de las zonas con más movimiento de visitantes del centro de Brujas. Aquí pudimos contemplar las bonitas casas gremiales, como ya habíamos hecho en nuestra visita a Amberes, ante la omnipresencia de la torre del Belfort, erigida siglos antes. El campanario es uno de los mejores miradores de la ciudad y desde sus 83 metros de altura podemos deleitarnos con la preciosa vista del centro histórico de Brujas.

Al llegar a la plaza estábamos un poco cansados de callejear sin parar por el centro, así que decidimos sentarnos a tomarnos unas patatas fritas tradicionales en una freiduría de la plaza. Fue un grave error, porque nuestra siguiente parada era el Museo de la patata frita de Brujas y, por qué negarlo, uno de los objetivos principales de nuestro viaje a Flandes.

¡Objetivo conseguido!

¿Y por qué visitar el Museo de la patata frita? Porque, según nuestra filosofía, cualquier excusa es buena para hacer un viaje: ya sea para visitar los escenarios toscanos del libro Luna Nueva de la saga «Crepúsculo» o para viajar a Disneyland París y el país de Nunca Jamás para celebrar el 30 aniversario de nuestra Peter Pan particular. Nuestros frikiviajes son tan divertidos como cualquier otro.

Video: BRUJAS, COMIMOS PAPAS FRITAS! VLOG#1 BÉLGICA 2017 (Febrero 2020).

Vkontakte
Pinterest